MJS-AnimacionAun siendo las realidades muy diversas, algunos aspectos de la animación son fundamentales:
- promover un organismo inspectorial e interinspectorial de coordinación con la participación de los jóvenes;

- proyectar una propuesta formativa ofrecida a los diversos grupos y asociaciones como punto de referencia para su plan de formación;

- considerar la formación de los animadores y educadores como la carta vencedora del Movimiento;

- crear una red de información y de vinculación entre los diversos grupos y asociaciones y  también entre ellos y los otros grupos y asociaciones en la Iglesia y en el territorio  (encuentros, hojas o revistas, iniciativas de conjunto, etc.);

- considerar los lugares salesianos como lugares de encuentro espiritual y de propuesta  cristiana; y

- considerar el delegado PJ con su equipo como promotor del conjunto del MJS.

 

Los ámbitos de interés y de compromiso del MJS
Las expresiones del MJS son múltiples y manifiestan la variada propuesta asociativa salesiana. Esta se coloca en diversos niveles y en varios tipos de grupos que describimos brevemente.

• El área de la amplia acogida: se trata de amar las cosas de las y los jóvenes y sus intereses (deportivos y recreativos, entre otros) para implicarlos en un proyecto de vida, para educarlos no como individuos, sino como comunidad, en relación, diálogo, colaboración y participación con las familias y la sociedad.

• El área de la formación humana que desarrolla la creatividad, la capacidad de proyección y competencia en la realización, la capacidad de soñar y crear y la capacidad de utilizar el lenguaje de los Medios de Comunicación.

• El área de la animación cultural, social y política que apunta con particular atención al conocimiento de la realidad del territorio, al compromiso social y político que se juega sobre algunos valores de solidaridad: el desarrollo, la paz, la justicia, la globalización, la ecología, por ejemplo.

• El área de la formación religiosa y cristiana que compromete a los grupos y a las asociaciones a cualificar el mensaje religioso y cristiano que tienen como finalidad específica y prioritaria, para acompañar a los jóvenes en su crecimiento religioso y en su itinerario de educación a la fe.

 

Las convocatorias juveniles
Los encuentros juveniles son uno de los elementos que caracterizan al MJS; son ocasiones significativas de comunicación entre los grupos y de circulación de los mensajes y de los valores de la Espiritualidad Juvenil Salesiana.

En estos años, se están multiplicando estos grandes momentos de encuentro. En el lapso de un año, diversas inspectorías viven jornadas en las cuales se intensifica el diálogo entre todos los componentes juveniles que constituyen el MJS.

El clima de fiesta es una característica de estos encuentros, pero el educador o educadora deben también cuidar los contenidos; la convocatoria en su conjunto debe resultar un verdadero anuncio y un momento fuerte de llamada y de relanzamiento de la propuesta educativo-pastoral. Por esto es necesario:

• Prever en la diversidad de los momentos y de las expresiones una cuidadosa convergencia de los contenidos, poniendo el énfasis en la calidad y significación de la propuesta educativa y evangelizadora.

• Insertar el encuentro en el amplio proceso educativo de los grupos, pensando un conveniente camino de preparación y un “después del encuentro” que lleve la esperanza a la vida de cada día.

• Cuidar la preparación y participación de un número proporcionado de animadores, especialmente jóvenes, conscientes de los objetivos propuestos.