Movimiento Juvenil Salesiano


Entre los frutos de la renovación que el Espíritu Santo ha generado a partir del Concilio Vaticano II, están los movimientos eclesiales, que “son expresiones providenciales de la nueva primavera suscitada por el Espíritu” (Juan Pablo II 31/5/98).

Entre estas nuevas expresiones de la vida eclesial, el Espíritu ha hecho brotar en la realidad salesiana el Movimiento Juvenil Salesiano.