botonmisiones2

El inspector, con su Consejo, es el principal responsable de la animación y del gobierno de la Inspectoría (Const. 141) Es su deber promover la animación, la coordinación y el compromiso misionero de la Inspectoría (Reg. 18). Tratándose de un servicio carismáticamente significativo, el inspector nombra preferiblemente un hermano capaz e idóneo como Delegado Inspectorial para la Animación Misionera (DIAM), para mantener vivo el espíritu misionero de los hermanos y de las comunidades educativo-pastorales.

 

Identidad

El DIAM es “el centinela misionero” de cada inspectoría. Promueve en la Inspectoría la cultura misionera así como el compromiso por la misión ad gentes, el primer anuncio y la nueva evangelización.
 

El DIAM es una persona con sensibilidad y experiencia misionera en el sector de la misión ad gentes. Tiene el tiempo suficiente para su servicio y es sostenido y apoyado por la Inspectoría, de modo de garantizar una mayor eficacia a la animación de este sector.
 

Es oportuno que él sea un miembro del Consejo Inspectorial, pues vela por el espíritu misionero de la Inspectoría. Si no es un miembro del Consejo Inspectorial interactúa regularmente con él. Es importante que trabaje en sinergia con las comisiones inspectoriales.

 

Fuente: Manual del Delegado Inspectorial para la Animación Misionera (DIAM) - 2017