036.jpg

Inicio > La Inspectoría > Sistema Preventivo
 

SistemaPreventivoSistema Preventivo
 

Don Bosco dedicó su vida sacerdotal a la educación de jóvenes sin oportunidades. Quiso imprimir a su actividad educativa una dimensión preventiva, en vez de la orientación represiva típica de la época.
 

Estaba convencido de que todo joven, por más dañado moralmente que estuviera, tenía un fondo de bondad. Bastaba trabajar ese lado positivo para ayudarlo a convertirse en un honrado ciudadano y buen cristiano.
 

Basó su proyecto educativo en tres dimensiones: razón, religión y cariño. Creía firmemente que los jóvenes eran sensibles al bien, cuando este les era presentado de forma atractiva. Consideraba indispensable el cultivo del alma religiosa del joven si se quería formar una personalidad sólida. Creía que el cariño hacia ellos abría su corazón para emprender el ascenso a la madurez humana.
 

Para ello, consideró decisivo que los educadores salesianos se mezclaran con los jóvenes, convirtiéndose en sus amigos e interesándose por sus vidas. De aquí que el patio era para él el lugar educativo por excelencia.