FormPerm

La formación permanente consiste en «un esfuerzo constante de conversión y de renovación»:

Es crecimiento en la madurez humana, es conformación a Cristo, es fidelidad a Don Bosco para responder a las exigencias siempre nuevas de la condición juvenil y popular. Es un camino que se realiza según la condición de vida de cada uno.