Asociación de Damas Salesianas. ADS

ADS

Fundación


Nacimos un 13 de mayo de 1968, en Caracas, Venezuela. Hoy contamos con piso jurídico civil, pontificio y salesiano en todas las naciones.

Nuestra historia se escribe desde hace 30 años y se proyecta esperanzadora y con futuro seguro.
Son 141 Centros en plena actividad, en 26 países de América, Asia y Europa. Próximamente llegaremos a África, dios mediante, en plena acción y creatividad.

Nos consuela la presencia de nuestro Fundador el R.P. Miguel González s.d.b. quien fue calificado por el Congreso de la República de Venezuela en Sesión Solemne el 13 de mayo 1998, en ocasión de nuestro 30 aniversario, “visionario y misionero del mundo”.


Identidad

-Una manifestación del amor de Dos, un verdadero don del Señor Jesús, que correspondemos con la Oración, la Acción, la Formación y la Espiritualidad.
-Un pensamiento de Dios que nos eligió ahora, para esta obra de la ADS que Él llevará a cabo, con nuestra entrega y dedicación generosa.
-Un regalo del Espíritu que nos permite anunciar mejor al Señor Jesús con obras concretas, para destinatarios concretos, en un momento difícil y privilegiado para la mujer signo.
-Una contribución personal al desarrollo de la Iglesia con un estilo diferente, organizado y con obras eficientes.
-Comunión y participación con la Iglesia, con la Sociedad, con la Familia Salesiana, y con el resto de los movimientos y asociaciones de apostolado seglar, para resolver eficazmente los asuntos del siglo, ofreciendo respuestas y abriendo horizontes.

 

Características

El Concilio Vaticano II anunció:

a) Naturaleza y misión propias: “una realidad eclesial concreta en la que participan los socios o socias laicas, un itinerario de fe y de testimonio que basan su método pedagógico, en un carisma preciso otorgado a la persona del propio Fundador en circunstancias y métodos determinados”.

b) Originalidad: “marcada por un carisma original que da vida al movimiento, un fuerte apoyo, una llamada sugestiva y convincente a vivir en plenitud, con inteligencia y creatividad, la experiencia cristiana”.

c) Comunión: “cada movimiento difiere del otro, pero todos están unidos en la misma comunión y para las misiones específicas, bajo la inspiración del Espíritu Santo”.

Somos una “Asociación privada de fieles” con todas sus bondades laicales hacia la mujer. Este piso jurídico explica lo complejo de nuestras obras, cuyos indicadores demuestran eficiencia y futuro, dada su actualidad y significatividad, aunque nos falta mucho camino por recorrer.

Somos un Proyecto-Empresa, genial intuición de nuestro Fundador hace 30 años. Una empresa de servicio, solidaria, comunitaria, de corte espiritual y caritativa, pero totalmente inspirada en la empresa moderna y vanguardia.

Nos identificamos con el voluntariado social, eclesial, y salesiano, aportando en todo momento la acción filantrópica o altruista simplemente.

Nuestro voluntariado es vocacional, para siempre como “proyecto de vida”, en palabras de nuestro fundador.

Las Damas Salesianas somos mujeres comprometidas que “No damos”… “Nos damos”.

Fundamos, dirigimos, administramos y desarrollamos nuestras pequeñas o grandes obras con absoluta autonomía. Aceptamos la responsabilidad de convocar a otras mujeres apáticas para que se comprometan con Cristo de un modo “damasalesianamente”, con autonomía, acción y creatividad en la promoción humana y en la nueva evangelización.

A nuestras filas, han ingresado unas 4,000 socias, provenientes de todos los estratos sociales, con diferentes orígenes étnicos y culturas. Predominan las mujeres de los estratos medios de la sociedad, que han resultado las más idóneas y dispuestas para el voluntariado social. También contamos con mujeres de altos ingresos económicos y mujeres de los estratos más necesitados de la sociedad, aunque a estas últimas les resulta gravoso el “darse” cuando tienen que enfrentar la manutención y educación de sus hijos.

Nuestras ambiciosas obras sociales en los “barrios” marginales de nuestras grandes ciudades, toman en una carga muy pesada para los Directorios Nacionales, que requieren socias con ciertos valores y posibilidades, sobre todo de tiempo. Como gran apoyo a la amplia misión de la ADS y para asegurar la continuidad de nuestra obra, estamos formando la Generación de Relevo y los Caballeros de Don Bosco, como parte integral de nuestra Familia e indiscutible apoyo, pero con su propia y original organización.

Misión

Nuestra misión es amplia porque se encarna en la realidad de cada uno de nuestros Centros, siempre con acción y perenne creatividad ante las urgencias que presenta el entorno. Con preferencia encauzamos nuestra múltiple misión hacia la atención de la salud popular, la educación para el trabajo, el rescate del joven y de la mujer en general, la educación de la niñez como medio para orientar a la madre, la creación y el impulso de las “microempresas”, la superación del indígena y una importante labor de rescate de la población penal femenina, teniendo como base el “género femenino” cantado por Juan Pablo II. 

Toda nuestra labor la realizamos con el estilo “damasalesianamente” de mujeres laicas comprometidas que actúan inspiradas en una pedagogía y un método, con el “genio femenino”, basado en el amor que sólo una mujer, en su entrega de servicio puede expresar.

El trabajo en equipo y el liderazgo son fomentados sin reservas en la ADS.

Practicamos la descentralización de funciones con una sabia y prudente centralización que preserva el carisma y gobernabilidad imprescindible y el orden establecido, misión que cumplen a cabalidad nuestros Directorios, tanto los locales y nacionales como el internacional.

Organización

Actualmente la Asociación Damas Salesianas tiene unas 3000 socias, distribuidas en 134 centros.
CENTROAMERICA 22 centros: Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Panamá, Honduras, Nicaragua, México.
NORTEAMERICA 3 Centros: Estados Unidos de América.
SUDAMERICA 90 Centros: Argentina, Brasil, Bolivia, Colombia, Chile, Ecuador, Paraguay, Perú, Uruguay, Venezuela.
ANTILLAS 8 Centros: Curazao, Puerto Rico, República Dominicana.
EUROPA 4 Centros: España.
ASIA 7 Centros: Japón, Filipinas, Tailandia.

Formación

En la ADS consideramos de prioritaria importancia la formación de todas las socias. La formación es de carácter obligatorio como lo expresa nuestro “Ideatorio” y según nuestro Fundador en la ADS, no hay lugar para una DS que no sienta el deseo y tenga la voluntad de formarse.

Es imposible comprender el florecimiento, expansión y efectividad de la ADS sin tomar muy en cuenta la espiritualidad ADS humanista, femenina, laical, cristiana y salesiana, que podemos condensar así:
Un modo de ser y hacer abierto al Espíritu, en profunda unión con Dios y con referencia a Dios en todo hacer y quehacer.

Predomina en la ADS la espiritualidad de la acción, del darse, del sacrificio, de la entrega, del servicio “damasalesianamente”. Nuestra Espiritualidad se nutre con la oración, el sacrificio, la Eucaristía y la devoción a María Auxiliadora, Primera Dama Salesiana.

En todos nuestros Centros, sin excepción, contamos con la presencia de Consejeros Espirituales, en lo posible y mayoritariamente salesianos(as), aunque al no haber presencia de salesianos, les son solicitados a otros Provinciales o a los Srs. Obispos de cada lugar.

En nuestras Asambleas Locales y Nacionales y en la IV Asamblea Internacional, según nuestro reglamento, se revisarán todas las estructuras de la ADS para adecuar y actualizar nuestra empresa a las exigencias y el futurismo del Tercer Milenio.